Galletas de Linz con clavo de olor

Deliciosas

30 min    20-25 galletas       Fácil

Inicio » Recetas » Recetas de Panes y Masas » Galletas de Linz con clavo de olor

Tras realizar la tarta de Linz en numerosas ocasiones para algunos cumpleaños, he decidido modificar un poco la receta y transformarla en galletas, así puedo disfrutar este manjar durante más tiempo.

Normalmente las galletas salen buenísimas solas y no contienen ni exceso de azúcares ni de grasas pero si te gusta mucho el dulce, puedes rellenarlas de mermelada de fresa o de albaricoque, estarán riquísimas.

También puedes cambiar la harina de espelta por harina de trigo, estarán menos crujientes pero más esponjosas. Si por el contrario te gustan muy crujientes, la harina integral de espelta es rica en fibra y conformará esta textura deseada.

Estas galletas son ideales para regalar, para mesas dulces, para cualquier cumpleaños, para tomar el té con amig@s o para lo que se te ocurra. No te dejarán indiferente 😉

Ingredientes

  • 10 gr chocolate negro
  • 2 clavos de olor
  • 1 huevo
  • 45 gr de almendras tostadas con piel
  • 5 gr de pistachos tostados
  • 140 gr de harina integral de espelta
  • 1 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 60 gr de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 10 gr de ron Negrita
  • 55 gr de mantequilla fría en trozos

Preparación de Galletas de Linz con clavo de olor

  1. Con una trituradora, triture los frutos secos, el chocolate y los clavos de olor.
  2. En un bol grande, añada el paso uno y el resto de ingredientes de la receta comenzando por lo líquidos y terminando por los sólidos. Remueva bien con una batidora con amasadora o con las manos.
  3. Forme una bola y deje reposar dentro del bol en el frigorífico 10 minutos. Precaliente el horno a 180º calor arriba y abajo.
  4. A continuación, enharine la superficie de una mesa de trabajo y extienda la masa con un rodillo. Con un cortapastas como el de la foto, ve cortando la masa y depositando las galletas encima de una fuente de horno con papel de hornear.
  5. Hornea hasta que doren un poco. Aproximadamente unos 10 minutos dependiendo del horno.

▷ Mi consejo para que esta receta de Galletas de Linz con clavo de olor esté irresistible

Si tienes un rodillo con formas puedes usarlo para extender la masa, le dará un aspecto de relieve de lo más peculiar 😉

Para conservarlas como recién horneadas, yo suelo taparlas con un trapo de cocina o con una fuente con tapa de cristal. Conservarán su textura durante más tiempo.


¿Te ha gustado esta receta?


COMPARTE, Sígueme en mis Redes Sociales y no te pierdas ni una receta!



Deja un comentario

Información sobre la Protección de Datos
Responsable: Elena Fenoll
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del usuario.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tienes derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Pin It on Pinterest

Share This